Facebook permitió a Airbnb, Lyft y Netflix acceso especial a datos de usuarios

Favoritismo​Red social negó la misma posibilidad a otras aplicaciones, revela un documento presentado por el parlamento británico

Facebook permitió a empresas como Airbnb, Lyft y Netflix un acceso especial a los datos personales de sus usuarios, incluso después de haberse comprometido a limitar dicho opción, reveló un documento que publicado este miércoles en el parlamento británico.

Los legisladores británicos publicaron una serie de documentos internos, entre ellos correos del fundador y primer ejecutivo de la compañía Mark Zuckerberg, que evidencian cómo se compartieron datos de forma preferencial con determinadas compañías, informó Reuters.

Lea: Mark Zuckerberg descarta renunciar a pesar de problemas de Facebook.

Los documentos arrojan luz al funcionamiento interno de Facebook entre 2012 y 2015, cuando se disparó el crecimiento de la empresa mientras intentaba gestionar la cantidad de datos que había acumulado sobre sus usuarios.

Esta documentación llegó hasta los legisladores a raíz de una demanda de la empresa Six4Three, que mantiene una disputa legal con Facebook en Estados Unidos.

En una declaración, Facebook dijo que los documentos eran parte de una demanda "sin fundamento" y que se trata de "solo una parte de la historia y se presentan de una manera que es muy engañosa sin contexto adicional".

"Como cualquier negocio, tuvimos muchas conversaciones internas sobre las maneras de construir un modelo de negocios sostenible para nuestra plataforma", dijo Facebook. "Pero los hechos están claros: nunca hemos vendido los datos de las personas", declaró Facebook.

Lea: Los escándalos que envenenan a Facebook: pirateo, datos, manipulación rusa.

Asimismo, la red social defendió los cambios que se hicieron en la plataforma en 2015 "para evitar que una persona comparta los datos de sus amigos con los desarrolladores" de aplicaciones.

La publicación de los documentos estuvo envuelta en disputas de más de una semana porque un juez de California quería mantenerlos confidenciales en lo que se resuelve una demanda entre un desarrollador de aplicaciones y Facebook, que no está relacionada con la investigación parlamentaria en el Reino Unido.