No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Construcción de nuevo puente en Bajo de los Ledezma tendrá que esperar un año más

​Municipalidad de San José pide al MOPT retomar el proyecto

El proyecto para la construcción de un nuevo puente en el Bajo de los Ledezma lleva más de 4 años postergándose.

Se trata de una estructura sobre el río Torres en la ruta que conecta a Pavas con La Uruca y que para las autoridades es urgente, debido al desgaste que sufre el puente con la llegada de cada invierno y las constantes crecidas del río.

Sin embargo, pese a la urgencia conocida por todos, la construcción de una nueva estructura sigue postergándose.

El ingeniero de la Municipalidad de San José a cargo del proyecto, Manuel Ordeñana, explicó que la falta de presupuesto atrasa el desarrollo de la obra, ya que dependen directamente del avance en la cooperación del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) mediante los recursos del préstamo BID-Cantonal.

Ordeñana agregó que por el momento el proyecto esta en un proceso de espera.

“La idea de nosotros es retomar con el MOPT a raíz del convenio que ya se firmó el año pasado, estamos todavía a la espera de que el ministerio nos defina quienes serán las personas con las que nos vamos a reunir y conversar para retomar este proyecto que es tan importante para la ciudad“.

Pese a que se llevan tanto años hablando de la importancia de la construcción del nuevo puente en la zona, aún no se tienen los planos o diseños finales.

“Queremos empezar a trabajar ya, pero dependemos mucho de las definiciones y la velocidad en que podamos trabajar en conjunto con el MOPT, queremos avanzar en todo el procedimiento de establecer diseños finales, establecer la propuesta, enviarla al BID, licitar la obra, etc“, explicó el ingeniero municipal.

El nuevo puente tendrá valor aproximado de $3 millones, es decir, más de ¢1.800 millones.

Lea: Arreglo en puente del Bajo Los Ledezma depende de desembolso de Hacienda, según municipio

Por el atraso presentado en el proyecto, se espera que ahora se ocupe de todo este año para retomar el plan y superar los procesos establecidos por ley, mientras eso ocurre, el puente seguirá en revisión permanente para evitar daños que pongan en riesgo a los conductores.

“El daño que tiene el puente es importante, de momento habíamos hecho mejoras paliativas y lo que vamos a mantener es un monitoreo constante y revisiones cada vez que se sature la estructura por la crecida del río“, explicó Ordeñana.

A la espera de retomar el proyecto, en la Municipalidad aseguran que estarán atentos a realizar intervenciones inmediatas, en caso de que sean necesarias.