Sala IV denunció espionaje con dron durante encuentro de magistrados

sospecha​Hecho se remonta a noviembre del año pasado. Aviación Civil no pudo determinar quién operaba dispositivo

La Sala Constitucional interpuso en noviembre anterior una denuncia ante la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) por la posible captación de imágenes no autorizadas en los alrededores del edificio nuevo del Tribunal en Sabana Sur.

Según consta en el oficio #4777-2017-E, del cual tiene copia este medio, los hechos ocurrieron entre las 10:40 y las 10:50 a.m. el día 22 del mes mientras algunos magistrados estaban reunidos en la oficina del juez Luis Fernando Salazar.

En ese momento lograron avistar el dispositivo sobrevolando los alrededores del inmueble. En un primer momento se posicionó en el costado norte del edificio a la altura del cuarto piso, justo al frente de la sala de votación guardando una distancia de unos 70 metros de la ventana del recinto.

Cuando los magistrados se percataron del dron abrieron las persianas e inmediatamente el aparato se desplazó hacia otro sector, sin embargo, regresó al mismo punto donde se ubicó al principio. Se quedó en ese sitio antes de retirarse en dirección noreste hacia un lugar distante de más de un kilómetro, según el relato del presidente de la Sala Constitucional, Ernesto Jinesta, en la denuncia presentada ante Aviación Civil.

El Tribunal acudió en primera instancia al Organismo de Investigación Judicial (OIJ), entidad que remitió a la Unidad de Protección de Funcionarios Judiciales el caso.

Esa instancia realizó una serie de entrevistas con lugareños, sin embargo, no dieron con algún indicio que identificara el aparato.

El director de Aviación Civil, Ennio Cubillo, confirmó este lunes en el programa Nuestra Voz la denuncia, sin embargo, señaló que fue imposible establecer quién era el dueño del dispositivo.

El funcionario destacó la necesidad de hacer cumplir el reglamento para el uso de drones con la finalidad de proteger la privacidad de las personas.

"Un dron sobrevolaba y se estacionaba en uno de los pisos donde se encontraban los señores magistrados, y ellos estaban muy preocupados por el tema de independencia, el tema de secreto y reuniones", expresó el director de Aviación Civil.

El reglamento que regula el uso de estos dispositivos restringe los vuelos en un radio de ocho kilómetros de un aeródromo, centros penitenciarios, Casa Presidencial y otros. Tampoco en aquellos lugares donde se afecte la privacidad de las personas.

Se intentó conocer la posición de la Sala Constitucional, sin embargo, al cierre de esta nota no se había recibido la respuesta.

Fotografía con fines ilustrativos.